Gasoducto Vaca Muerta-Brasil

From Global Energy Monitor

[English]

Este artículo forma parte del Portal Energético para América Latina de Global Energy Monitor.

El gasoducto Vaca Muerta–Brasil, también conocido como el Gasoducto AF–CFK, es un gasoducto propuesto entre Argentina y Brasil.

Ubicación

El gasoducto estaría compuesto por tres secciones:

  • La sección inicial de 980 kilómetros iría desde Tratayén, en los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta (provincia de Neuquén), hasta San Jerónimo, provincia de Santa Fe, Argentina.
  • La segunda sección, de 450 kilómetros, iría desde San Jerónimo hasta la central térmica AES Uruguaiana en Uruguayana, Brasil, justo al este de la frontera Argentina-Brasil.
  • La sección restante, conocida en Brasil como el Gasoduto Uruguaiana-Porto Alegre, se extendería 625 kilómetros a lo largo del estado brasilero de Rio Grande do Sul, desde Uruguayana a través de las municipalidades de Alegrete, Santa Maria y Santa Cruz do Sul hasta el complejo petroquímico Triunfo y la refinería Alberto Pasqualini, en las afueras de la capital estatal de Porto Alegre.[1]
Loading map...

Detalles del proyecto

  • Propietario:
  • Capacidad propuesta: 100 MM m3/d (3531 MM pies3/d)[2]
    • Etapa 1 (Tratayén a San Jerónimo): 40 MM m3/d[1]
    • Etapa 2 (San Jerónimo a Uruguayana): 30 MM m3/d[1]
    • Etapa 3 (Uruguayana a Porto Alegre): 30 MM m3/d[1]
  • Extensión: 2,055 km/1277 millas[1]
    • Etapa 1 (Tratayén a San Jerónimo): 980 km[1]
    • Etapa 2 (San Jerónimo a Uruguayana): 450 km[1]
    • Etapa 3 (Uruguayana a Porto Alegre): 625 km[1]
  • Estado: Propuesto
  • Año de inicio: 2024[3]

Antecedentes

El gasoducto Vaca Muerta–Brasil transportaría gas natural desde los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta, Argentina, hasta Porto Alegre, Brasil, luego de cruzar la frontera entre Argentina y Brasil cerca de la ciudad fronteriza de Uruguayana.[2]

El interés por un gasoducto entre Argentina y Brasil se remonta a principios de la década de 2000. En 2009, el gobierno brasilero aprobó de manera oficial el desarrollo del tramo brasilero del gasoducto entre Uruguayana y Porto Alegre, pero finalmente el proyecto fue encajonado debido a la decisión Argentina de asignar las reservas de gas para el consumo nacional, no exportación. Sin embargo, con los recientes descubrimientos de las enormes reservas de gas natural no convencionales de Vaca Muerta, el proyecto ha cobrado impulso.[4]

El actual entusiasmo por el proyecto está motivado por el deseo de Brasil de obtener gas natural más económico y el interés de Argentina por encontrar nuevos mercados para los activos de energía de Vaca Muerta.[5] De acuerdo con el embajador de Argentina en Brasil, Daniel Scioli, varias partes han expresado interés por desarrollar el proyecto, entre las que hay empresas de construcción particulares de Argentina, las dos mayores petroleras de Argentina y una agencia de desarrollo internacional.[3]

El gasoducto internacional propuesto estaba incluido en el borrador del plan energético quinquenal de Argentina de julio de 2020 como una alternativa al Vaca Muerta Pipeline System de Argentina, que había sido descartado a principios de ese mes debido a los constantes inconvenientes en el mercado crediticio planteado por el Covid-19, el colapso de los precios internacionales del petróleo y el alto riesgo país de Argentina.[1]

Los funcionarios argentinos y brasileros se han reunido en numerosas ocasiones para analizar el gasoducto propuesto. Guillermo Nielsen, presidente de la empresa de energía argentina YPF, se reunió con el ministro de Economía brasilero Paulo Guedes en el Foro de Davos, Suiza, en enero de 2020[5], en tanto que el ministro de Minería y Energía brasilero Bento Albuquerque sostuvo dos reuniones relacionadas con el proyecto con el embajador de Argentina ante Brasil, Daniel Scioli, y el secretario de Energía argentino, Darío Martínez, en septiembre de 2020.[6]

El plazo de construcción mínimo para el proyecto completo se estima en tres años y su costo total aproximado será de US$5 mil millones.[3][7]

Los informes de prensa indican que la sección brasilera del gasoducto, que recorre aproximadamente 600 kilómetros desde Uruguayana hasta Porto Alegre, costaría un estimado de R$4.6 mil millones[4] y se construiría en 18 meses, con capacidad inicial de 15 MM m3/d, que sería llevada a 30 MM m3/d en el futuro.[6] La sección brasilera del gasoducto sería operada por Transportadora Sulbrasileira de Gás (TSB)[4], con un posible financiamiento del CAF Banco de Desarrollo de América Latina.[8]

Persisten significativos obstáculos al desarrollo del gasoducto, tales como los inconvenientes financieros del lado argentino, una posible demanda insuficiente del lado brasilero y la capacidad de Brasil de obtener gas natural de otras fuentes, por ejemplo de Bolivia y de los propios yacimientos gasíferos costa afuera del país.[6] Los documentos citados en el plan energético quinquenal de Argentina para julio de 2020 cuestionan la viabilidad del proyecto y destacan que el gas argentino podría ser menos atractivo desde el punto de vista de costos dentro del plazo requerido para la finalización del proyecto.[1]

Referencias

  1. 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4 1.5 1.6 1.7 1.8 1.9 "Nación proyecta un gasoducto "AF - CFK" para Vaca Muerta". Diario Río Negro. July 24, 2020.
  2. 2.0 2.1 "Argentina halts Vaca Muerta gas pipeline project". Kallanish Energy News. July 16, 2020.
  3. 3.0 3.1 3.2 "De Vaca Muerta a Brasil: un proyecto de u$s5.000 millones". Ámbito. September 21, 2020.
  4. 4.0 4.1 4.2 "Projeto de gasoduto Uruguaiana-Porto Alegre volta a ganhar força". Jornal do Comércio. January 1, 2020.
  5. 5.0 5.1 "Argentina acelera gestiones para un nuevo gasoducto entre Vaca Muerta y Brasil". El Cronista. September 14, 2020.
  6. 6.0 6.1 6.2 "Argentina busca seguir adelante con planes de gasoducto Vaca Muerta-Brasil". BNamericas. October 1, 2020.
  7. "El gasoducto de Vaca Muerta a Brasil, un proyecto de $s5.000 millones". Vaca Muerta News. September 22, 2020.
  8. "Rio Grande do Sul busca financiamento para gasoduto". EPBR. August 23, 2019.